Prehistoria

Aunque los restos de culturas prehistóricas no son abundantes en el término de Valsequillo, sí resultan muy interesantes por corresponder a etapas bien diferentes, Epipaleolítico y Calcolítico. Hay además hallazgos dispersos que poco nos dicen sobre la Prehistoria de la zona.

Al primer periodo citado puede pertenecer el yacimiento de Patudas II, que ha proporcionado algunas hojitas de sílex y numerosos restos de núcleos. La abundancia de estas últimas piezas parece indicar que algún grupo humano escogió esta zona como taller para fabricar útiles, dejándonos como huellas de su paso los objetos mencionados y los numerosos restos de talla y de núcleo.

Al Calcolítico se adjudica el poblado situado en el Cerro de Castillejo, donde se unen los términos municipales de Valsequillo, La Granjuela y Los Blázquez. De este asentamiento proceden abundantes platos de borde engrosado, fragmentos de cuencos, varias hojas de sílex, algún que otro colgante y un fragmento de cerámica campaniforme. Este conjunto material nos sugiere una adjudicación cultural del Calcolítico Pleno y Final.

Por su buena visibilidad y por las ricas tierras de labor y pastoreo que lo rodean, este lugar es, sin duda, bastante idóneo para el establecimiento de grupos calcolíticos, al tiempo que cuenta con algunos filones de cobre en las cercanías, que muy bien pudieron ser aprovechados por este grupo para la fabricación de útiles de metal